Estrategias para aumentar tu CONFIANZA

Estrategias confianza

1. No evites tus pensamientos negativos (o volverán con más fuerza)

Imagina que tienes una primera cita con una persona que acabas de conocer en un portal de contactos. Es atractiva, divertida y tenéis un montón de intereses en común. Sin duda te sientes muy atraíd@.

Lo más normal sería que te entraran las dudas antes de la cita, ¿verdad? Que si no le vas a gustar, que si es demasiado buena para ti, que si se va a aburrir contigo…

En este caso, ¿cuál es el principal consejo que la gente se empeñaría en darte una y otra vez?

Probablemente algo como “no pienses en eso y muéstrate seguro de ti mismo”, ¿verdad?

La mayoría de nosotros no aceptamos nuestros pensamientos negativos en este tipo de situaciones. Los intentamos ocultar en el fondo de nuestras mentes y nos esforzamos en aparentar todo lo contrario.

Pero en contra de lo que parecería lógico, eso es un error fatal.

En un estudio clásico se demostró que los participantes que intentaron suprimir un pensamiento terminaban experimentándolo el doble de veces que los participantes que simplemente lo aceptaron.

Evitar pensamientos negativos

Dicho de otra forma: cuanto más intentes no pensar en algo, más fuerte regresará.

Este efecto rebote no solo se produce con los pensamientos. Se ha comprobado que también ocurre con las emociones, y que es una de las principales causas de la depresión.

No intentes suprimir tus pensamientos y emociones negativas. Déjales existir y sufrirás menos.

2. Reconoce en voz alta tus emociones para reducir su efecto

Volvamos a la situación anterior. Además de dejar que te invadan emociones negativas como la ansiedad o los nervios, ¿puedes hacer algo más para sentirte mejor?

Sí. La ciencia ha demostrado que lo mejor que puedes hacer para reducir el impacto de las emociones negativas como la ansiedad, nerviosismo o tristeza, es dejar de ocultarlas y empezar a hablar de ellas.

Así es. A pesar de que el sentido común y la mayoría de consejos que encontrarás por ahí te dicen cosas como “aparenta seguridad aunque estés nervioso”, si te invade la ansiedad cuando estás en público es mejor reconocerlo en voz alta. Verás como de inmediato te sientes mejor, entre otras cosas porque ya no deberás preocuparte por ocultarla.

Al fin y al cabo, si estás en una cita la otra persona probablemente se esté sintiendo igual.

3. Mantén una postura dominante para sentirte más confiado

Se habla mucho del efecto de nuestro lenguaje no verbal sobre los demás, pero lo que poca gente conoce es que también ejerce otro tipo de influencia sobre alguien más: tú mismo.

La Dra. Amy Cuddy, autora de una de las TED Talks más vistas de todos los tiempos y co-autora de una investigación sobre los efectos de la postura corporal sobre nuestro estado de ánimo, llegó a una conclusión sorprendente.

En su estudio, observó como adoptar una postura de poder (cabeza erguida, hombros hacia atrás, brazos extendidos o manos apoyadas en las caderas) tenía efectos significativos tanto a nivel hormonal como en la conducta de los participantes.

Posturas de poder

Los resultados fueron que sus niveles de testosterona aumentaron mientras que los de cortisol, la hormona del estrés, disminuyeron. También se sintieron más confiados y dispuestos a correr riesgos.

¿Lo mejor de todo? Que con tan solo permanecer en esa postura durante un par de minutos ya conseguían esos efectos.

Aunque recientemente está apareciendo alguna investigación que pone en entredicho estos resultados, permanecer erguido y en  una postura dominante antes de enfrentarte a alguna situación que te provoque estrés, como una entrevista de trabajo o presentación en público, puede ser una excelente forma de sentirte un poco más seguro de ti mismo.

4. Nunca esperes a sentirte confiado antes de actuar

Si me preguntaran cuál es el principal obstáculo que limita las vidas de la gente tímida o con poca confianza no duraría ni un segundo en la respuesta.

¿Conoces ese tipo de personas que siempre están preparándose para algo pero que nunca terminan de tomar la iniciativa?

Quizás quieren ampliar su círculo de amistades pero no acuden a eventos sociales. O desean encontrar pareja pero no se atreven a mostrar su interés a un desconocido. O llevan años hablando de dejar ese trabajo que tanto les esclaviza pero nunca terminan de dar el paso.

El problema es que toda esta gente, entre la que tú y yo también nos encontramos, está esperando a sentirse segura antes de actuar.

Pero esperar a sentirte de una determinada forma antes de hacer algo es absurdo. ¿Acaso esperaste a sentirte seguro y tranquilo antes de conducir un coche por primera vez?

No. Aún con nervios, te sentaste delante del volante y empezaste a conducir. Y poco a poco, a base de repetirlo, has ido ganando confianza.

¿Eso qué significa? Pues que primero vienen los actos de confianza, y luego las emociones. Sin embargo, el 99% de las personas esperan que ocurra al revés.

No esperes a sentirte seguro antes de enfrentarte a un reto, porque no ocurrirá nunca. Solo desarrollarás tu seguridad si primero te enfrentas a él sin confianza.

Estrategias para comunicarte mejor

La asertividad, así como la capacidad de mantener conversaciones interesantes y tu poder de convicción son fundamentales para establecer relaciones sociales abiertas y saludables.

Así que ahora que ya conoces las principales estrategias para desarrollar tu confianza y sentir menos ansiedad en presencia de extraños, vamos a ver de qué forma puedes comunicarte y conversar mejor.

Estrategias comunicacion

5. Hablar de tus necesidades multiplicará tu asertividad

Ah, la comunicación asertiva. ¿Cómo decir lo que realmente quieres decir sin que nadie se sienta molesto o se rían de ti?

Bien, según el psicólogo Marshall Rosenberg, experto en resolución de conflictos y creador de la comunicación no violenta, un proceso que permite intercambiar la información necesaria para llegar a acuerdos de forma pacífica, la clave está mostrar algo que todos tendemos a ocultar: nuestras necesidades.

Si tu jefe suele gritarte y faltarte al respeto, en lugar de seguir callado o contraatacar, prueba a añadir tu necesidad real.

Necesidades asertividad

Tu necesidad sería el valor humano que tu jefe ataca cuando te falta al respecto. ¿Y sabes una cosa? Todos compartimos las mismas necesidades de seguridad, aprecio, identidad y libertad.

“Cuando me gritas me duele porque necesito sentirme un poco más valorado (tu necesidad). ¿Te importaría dejar de hacerlo?”

Identificar y exponer tus necesidades significa abrirte, y cuando te abres generas empatía y agrado en los demás, tal y como demostró un famoso estudio social. Así resulta más fácil ser asertivo.

6. El tema de conversación favorito de todo el mundo

Aunque ahora ya sabes cómo ser asertivo, quizás todavía evites conocer gente nueva o charlar con extraños por miedo a quedarte sin temas de conversación y no saber qué decir (¡cómo si la responsabilidad de una buena conversación solo fuera tuya y no compartida!).

Podría poner aquí un listado de temas para sacar durante una conversación, pero lo que para mí es interesante quizás para otra persona no lo sea.

¿Pero sabes lo que la ciencia ha demostrado que siempre es interesante?

Tu interlocutor.

Un estudio comprobó que cuando hablamos de nosotros mismos nuestro cerebro literalmente siente placer. Y si las personas sienten placer en tu presencia querrán tenerte cerca.

Así pues, no tengas miedo en interesarte por tu interlocutor y preguntar por él. Una forma muy sencilla para mantener una conversación centrada en la otra persona es no sólo preguntarle por lo que hace, sino por los motivos por qué lo hace.

Evita que se convierta en una especie de interrogatorio añadiendo información sobre ti de vez en cuando, pero en general es buena idea hablar menos y preguntar más.

7. Y la palabra favorita de todos

Una de las primeras cosas que observé cuando empecé a estudiar el comportamiento de la gente más hábil socialmente fue que habitualmente repetían el nombre de las personas con las que estaban hablando.

Tiempo después descubrí que lo que hacían de forma natural también tenía una explicación científica: está demostrado que cuando oímos nuestro nombre se activa una región del hemisferio izquierdo del cerebro asociada con el placer.

Sin embargo la mayoría de personas preguntamos el nombre de nuestro interlocutor al final de la conversación. A veces incluso ni lo preguntamos por pudor y nos despedimos sin esa información.

Por ese motivo es importante que te presentes y preguntes su nombre lo antes posible, para llamarle por él de vez durante la conversación. Así dejarás de ser un completo extraño (ya os conocéis por el nombre) y causarás una mejor impresión.

8. La palabra mágica para persuadir no es “por favor”

¿Te cuesta pedir favores por miedo a que te digan que no? No debería ser así, ya que la ciencia dice que negarse a un favor es más difícil de lo que nos parece.

Sin embargo, existe una forma de ser todavía más convincente cuando pides algo. Y no, no es añadiendo “por favor”.

Para ser más convincente en tu comunicación la palabra mágica que debes usar es, sencillamente, porqué.

En un famoso estudio del profesor Robert Cialdini se comprobó que cuando un estudiante pedía que le dejaran pasar en la cola de la fotocopiadora utilizando un motivo (un porqué) su porcentaje de éxito aumentaba de forma significativa.

Persuadir con porque

En las ocasiones que se dirigió a la gente de la cola diciendo “Disculpad, tengo 5 hojas. ¿Puedo utilizar la impresora?” le dejaron pasar en el 60% de los casos, mientras que cuando dijo “Disculpad, tengo 5 hojas. ¿Puedo utilizar la impresora porque tengo prisa?” el porcentaje subió hasta el 94%.

Aunque en el primer caso fuera lógico pensar que tenía prisa y por eso pedía pasar antes, no lo estaba diciendo, y al no decirlo no lo hacía evidente.

No deja de asombrarme la cantidad de personas que se han acostumbrado a pedir las cosas sin explicar sus motivos. Es cierto que así consiguen reducir la cantidad de información que comunican, pero resulta tremendamente ineficiente.

Si añades una razón a tus peticiones, por evidente que sea, aumentarás tus probabilidades de éxito porque a la gente nos gusta saber que tenemos motivos para hacer lo que hacemos.

https://habilidadsocial.com/guia-habilidades-sociales/

Scroll to Top

Entrenamientos

Personalizados

Aprende habilidades de comunicación al ritmo que desees.

Entrenamientos

Personalizados

Aprende habilidades de comunicación al ritmo que desees.

Entrenamientos

0 % virtual

Faltan:

Días
Horas
Minutos
Segundos

Aprende habilidades de comunicación en menos tiempo y a tu ritmo.

Entrenamientos

0 % virtual

Faltan:

Días
Horas
Minutos
Segundos

Aprende habilidades de comunicación en menos tiempo y a tu ritmo.